Mitos y Verdades de una Wedding Planner

 

Muchas veces nos hemos encontrado con personas que confunden el termino de Event Planner o Wedding Planner. También, hemos escuchado malas experiencias que le dan una mala reputación a nuestra ocupación. En este blog escribiré cuál es en realidad nuestro trabajo, y nuestra función dentro de un evento.

 

Una Event Planner es alguien que se dedica a planificar y organizar tanto eventos sociales (bodas, cumpleaños, bautismos, etc.) como empresariales (conferencias, ferias, seminarios, lanzamientos, etc.). Dentro de nuestro trabajo nos encargamos de manejar presupuestos, crear cronogramas de actividades, cotizar proveedores, mantener comunicación con los proveedores seleccionados, coordinar transportes, desarrollar las temáticas, contratar equipo audivisual, controlar y resolver imprevistos.


En nuestro país, El Salvador, algunas personas confunden todavía el termino "Wedding Planner" con paquetes Todo Incluido para bodas o eventos sociales (alimentación, montaje, servicio de meseros, decoración, música, etc.). Otros creen que es un trabajo sencillo y que únicamente nos dedicamos a "supervisar", por lo que no ven el valor de pagar por nuestros servicios.

 

Según la Revista Forbes, la Coordinación de Eventos fue la quinta ocupación más estresante del 2017. Quién decida dedicarse a ser Event Planner, más allá de un trabajo que le traerá ganancia, debe sentir una pasión ya que demanda mucho tiempo, y tendrá que lidiar con muchas tareas al mismo tiempo.

 

 Foto: Andrea Cuellar

 

¿Cuáles son algunos mitos y verdades de una Organizadora y Coordinadora de Eventos?

 

Mito: Contratar una Event Planner es un gasto más, es mejor ahorrarlo.

Verdad: Los Event Planner deberían de conseguir un mejor precio a sus clientes con la base de proveedores que cada uno maneja. Además de ayudar a estructurar el presupuesto, y llevar control del mismo de manera que el gasto no exceda lo estimado. 

 

Mito: No dejan tomar decisiones a los clientes.

Verdad: Nuestro trabajo se trata de crear un evento, utilizando las ideas que los clientes quieren. Nuestro deber es sugerir, pero la última decisión la tienen ellos. 

 

Mito: No es necesario contratar a alguien, porque la familia y amigos pueden ayudar el día de la boda.

Verdad: La familia y los amigos no tienen porque pasar estresados en uno de los días más importantes de tu vida. Tendrán que lidiar con proveedores que se atrasan, colocar pequeños detalles que quitan tiempo, ayudar a tus invitados a ubicarse en las mesas, estar pendientes a la hora de la cena, pagar a los proveedores que hacen falta, entre muchas otras cosas.

 

OJO: Ten en cuenta que un Event Planner o Wedding Planner nunca debe de obligar a su cliente a contratar un proveedor solo porque está recibiendo comisión. Nuestro trabajo es brindar las mejores opciones de acuerdo al presupuesto, sin perjudicar la calidad del producto o servicio que lleguen a recibir.

 

Espero que este post les haya servido para aclarar un poco nuestro trabajo que en lo personal a nosotras nos encanta. Si tienen algún comentario o pregunta a cerca de este tema nos lo pueden dejar en la cajita de abajo =)

 

Pao.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts